artistas,

Mónica Tello o la belleza del Flamenco

agosto 07, 2018 luis solis 0 Comments



"HE LOGRADO HACER DEL TEATRO Y DEL FLAMENCO UN MISMO IDIOMA"

En The Thinking Makes estamos convencidos de que el arte es uno, independientemente del lenguaje con que se exprese: la danza, la pintura, el teatro, la moda... no son más que una manifestación o, si se quiere, unos vasos comunicantes de la universalidad con la que la expresión artística nos regala a manos llenas. 


Aquí, a través de nuestras numerosas entrevistas, hemos dejado testimonios de esas múltiples intersecciones que nos confirman una vez que el arte une, hermana y nos vuelve más personas. Los invitamos a hacer un recorrido por nuestras distintas entrevistas y a que nos apoyen en nuestra labor de difusión cultural dando un "me gusta" a nuestro Facebook: thethinkingmakes/ y a seguirnos en Twitter: @thethinkingmake.

¿Y qué mejor que el flamenco para mostrarnos la conjunción de culturas, ritmos y movimientos? Porque el flamenco es más que voz, baile y danza... y nuestra invitada de hoy, Mónica Tello, ha puesto alma, vida y corazón para hacer de esta seña cultural no solo una obra de arte, sino un espacio para el diálogo con el ser humano y con lo que puede llegar a ser. ¡Y qué bien lo hace! Con su última puesta en escena -La casa de Bernarda Alba del genio Federico García Lorca-, Mónica se atreve a innovar y a poner en contacto otras artes, bajo el signo del flamenco. 


****

Con La casa de Bernarda Alba, he logrado hacer del flamenco y el teatro un mismo idioma, en el que no existe barrera escénica, en la que cada mujer sea un palo del flamenco. Esto permite acercarnos más a sus emociones y sentimientos, no solo con la palabra o con la expresión corporal, sino también con los lamentos y las notas emocionales e históricas que ofrece este maravilloso arte patrimonio de la humanidad. De esta manera, el espectador entiende desde la inteligencia emocional y no racional.

****






Arduo y arriesgado objetivo el que se ha propuesto Mónica. Pero sabiduría y experiencia le sobran para salir airosa ante la innovación de la tradición. En verdad, Mónica Tello no es una recién llegada a tan difícil arte: la bailarina zamorana es titulada en Danza clásica por el Conservatorio de Madrid, profesora en la escuela de Víctor Ullate de Alcobendas, premio Chivas Arte Nacional por su obra Gitana Dancer, desde el año 2000 dirige su propio cuadro flamenco y el Flamenco experience, un maravilloso proyecto de divulgación y promoción de este baile. 


                                                                       ****

Todos mis trabajos llevan un sello propio. La cadena National Geographic incluyó mi trabajo de fusión flamenco árabe en uno de sus documentales sobre el turismo español, como algo original e innovador. Todos los trabajos que realizo, ya sean de danza o eventos, son cuidadosamente desarrollados y mimando el arte y su expresión artística, además de preparar algo para los asistentes exclusivo y especial. 

                                                                       ****






Pero aún no hemos dicho todo de Mónica Tello, aunque tampoco lo pretendemos, pues su trayectoria artística y creadora nos deja con la boca abierta. Sí es dignísimo de resaltar su maravilloso proyecto MT Evolution Dancers, cuyo objetivo es conciliar a la mujer con su vida laboral, social y artística. Además, con más de 20 años de trabajo, Mónica viene desarrollando Danza Solidaria, en el que une la danza con la ayuda social que realizan ONGs como la Cruz Roja, Actuando por la Infancia, África Directo, etc.


                                                                            ****

Ya con 17 años comencé a impartir clases de danza y a organizar festivales de fin de curso. No he recibido ninguna ayuda salvo la de mi familia, que siempre cree en mí. Sabemos que hay un desinterés general por la cultura y también que hay un exceso de verbalismo sin reflexión y sin acción; hablamos de lo mal que está la cultura, pero una gran mayoría sigue sin pisar teatros, exposiciones, etc., y no reflexiona con valentía sobre sí mismo y sobre su aportación a solucionar los problemas. Cada persona es responsable de lo que pasa, no sólo la clase política. 

                                                                            ****




Razón no le falta a esta gran profesional, cuya indesmayable labor va rindiendo honores a nuestra diosa cultura. Mónica no se rinde en hacer de su arte un campo de conocimiento, reconciliación y respeto. He ahí que su trabajo sea tan actual como necesario. Con La casa de Bernarda Alba,  Mónica llama la atención sobre la mujer y los cambios que en ella se han logrado. Sin embargo, ella es consciente de que esa obra parte de la visión profunda de un hombre, Federico García Lorca, pero no por ello carente de sabiduría y empatía. En ese respeto por el autor consiste uno de los aciertos de La casa de Bernarda Alba que nos presenta la bailadora desde el 27 de agosto en el Teatro Reina Victoria.


                                                                            ****

No estoy segura de lo que realmente pensaba Federico sobre el tema en su corazón, en su mente; lo podemos deducir por la palabra con la que mil veces nos deleitó los oidos, pero lo que su corazón tenía, lo que su espíritu pedía, es más complicado saberlo. La casa de Bernarda Alba, además de ser un documento fotográfico de la sociedad, es un documento gráfico de él mismo. Los deseos que nos demanda incansablemente nuestro Yo, puestos en tela de juicio por la sociedad. Los deseos de la libertad de ser quien quiera que seamos a nivel mental, emocional, espiritual, cuestionados por las determinadas reglas y valores de una misma cultura en ese espacio de tiempo determinado.

                                                                            ****




Desde The Thinking Makes, agradecemos a Mónica Tello no solo por el tiempo dedicado a esta entrevista, sino también porque su pasión nos abre nuevos caminos de comprensión y conocimiento del otro y de la sociedad. Porque la sabiduría de García Lorca no se entendería sin conocer la época en la que vivió y el Flamenco no seguiría siendo tan nuestro y tan bello sino fuera porque hay tantas personas -como Mónica- que apuestan por su futuro.


Datos de interés

Mónica Tello
Web
Email
Facebook





0 comentarios: